Estimulantes de contacto

Laxantes estimulantes (de contacto)

Actúan en la mucosa intestinal, frenando la absorción y aumentando la entrada de agua al intestino a través de una estimulación del transporte activo de cloruro hacia el intestino.

El aumento de volumen intestinal estimula los movimientos peristálticos y activa las terminaciones nerviosas de la pared intestinal, lo que estimula el movimiento intestinal.

Estimulación a nivel del intestino delgado:

El aceite de ricino (de semillas de higuerillo, Ricinus communis) es un aceite graso que segrega al duodeno ácidos biliares (de la vesícula biliar) y lipasa (del páncreas).

La lipasa degrada los triglicéridos del aceite y forma, entre otras sustancias, el ácido ricinólico, la sustancia que estimulará el intestino delgado con el fin de eliminar las heces.

A pesar de que el aceite de ricino purificado (libre de la proteína tóxica ricina) no presenta efectos secundarios, es un tratamiento exclusivo de los casos de estreñimiento agudo, ya que su efecto es, además de rápido, drástico. El tiempo para obtener una defecación líquida tras su ingesta es de 30 minutos a 3 horas.

Estimulación a nivel del colon:

Antraquinonas (Glicósidos antracénicos)

Las antraquinonas son sustancias que el organismo casi no puede absorber y la pequeña parte que se absorbe se elimina con la orina.
Su efecto no se manifiesta hasta después de 8 horas, por eso se recomienda su uso por la noche, para aprovechar el trabajo fisiológico del intestino durante el descanso nocturno.

Algunos ejemplos son el aloe, el sen, la caña fístula (Cassia senna, Cassia angustifolia, Cassia fistula), la cáscara sagrada (Rhamnus purshiana) o el riubarbo (Rheum palmatum).

Efectos secundarios: en casos de sobredosis, pueden presentarse malestares gastro-intestinales, cólicos y diarrea. Para evitar estos problemas se recomienda el uso de extractos estandarizados, ya que en los productos fabricados a partir de la planta el contenido de antraquinonas tiende a ser muy variable.

Tiene ciertas contraindicaciones en los menores de 12 años, en embarazadas (sobre todo durante el primer trimestre). El aloe puede aumentar la circulación sanguínea a nivel de la pelvis, por eso se desaconseja su uso durante la menstruación.

Derivados del difenol (bisacodyl, picosulfato sódico)

Son sustancias de origen sintético y su efecto se manifiesta después de 6, 8 o 10 horas. Tanto el bisacodyl como el picosulfato sódico se toman por vía oral y también se aplican por vía rectal en forma de supositorios, siendo efectivos en 30 o 60 minutos.
Su uso prolongado durante más de dos semanas puede causar flacidez intestinal y alteraciones del equilibrio de agua y minerales, en especial, pérdida de potasio.